EL ORGULLO EXPLOTA EN LOS MÁRGENES: H4VI SÁNCHEZ

Cuando decidí hacer éste proyecto tenía claro que buscaba dos cosas: cuestionar el concepto de “comunidad LGBTTTIQ+” que a últimas fechas me parece se ha convertido en una versión edulcolorada de lo que fue en sus inicios y presentar el talento que vive y convive todos los días en la Ciudad de México. ¿Cómo hacerlo? Honestamente no lo tenía muy claro; hay tanto qué abarcar, cuestionar y presentar que uno se siente perdido a la hora de buscar la arista por la que resulte mejor comenzar.

Desde el principio supe que no quería presentar sujetos que se sintieran cómodos en la heteronorma. ¿Qué sentido tendría? ¿Para qué celebrar la inclusión en la sociedad de personas que encajan perfectamente en lo que se nos ha dicho que es correcto, bello, exitoso? No me interesa hacerlo porque ni yo ni mucha de la gente que conozco se siente identificada con los ideales de belleza o éxito presentados en la mayoría de “especiales LGBTTTIQ” de la industria editorial, ni con la forma en que se supone debemos vivir para ser aceptados a pesar de haber decidido vivir abiertamente una sexualidad diferente, que no escogimos pero que podríamos ocultar como lamentablemente mucha gente todavía elige hacerlo. Me interesaba más explorar los márgenes, los submundos y descubrir el talento de aquellos que generalmente no tienen cabida en los especiales rosas (triste pero cierto) y que sin embargo son personas talentosas, exitosas y felices. Tan felices como sólo el romper las barreras y triunfar puede permitírtelo ser.

Éste proyecto condensa nuestra intención de celebrar la diferencia, la belleza, el talento, la individualidad y el éxito de los personajes que presenta, así como el de todos aquellos que puedan sentirse identificados y representados de una manera u otra a través de ellos. El sólo hecho de publicarlo me hace feliz y me da motivos para celebrar el orgullo que hasta hace poco no sabía por qué sentir.

H4VI SÁNCHEZ.

Total look: GUCCI

Havi fue de los pocos personajes que siempre tuve claro querer incluir en el proyecto. La conocí cuando comenzó a modelar hace algunos años y después le perdí la pista. Luego volví a encontrarla en su faceta de DJ y buscaba noticias suyas intermitentemente. Nunca habíamos platicado en persona pero sabía que había algo que la hacía sobresalir dentro del mar de talento emergente que surge día con día en México y el mundo. Tan es así que hace poco tuvo un feature dentro de la edición internacional de Vogue con una extensa entrevista sobre ella y su proyecto de fiestas TRANSEX y unos elegantes retratos que siempre pensé habían sido producidos por la prestigiosa publicación. “Los produje yo misma. Me siento orgullosa de haberlo hecho porque yo contraté al fotógrafo, al makeup, hice el styling y dirigí el arte. Cuando salió la nota todos pensaron lo mismo que tú y nadie creía que los habíamos hecho en el centro que es donde vivo.” Me cuenta mientras Mariana Palacios elabora pacientemente el peinado que diseñó especialmente para Havi. Es una mañana nublada de junio del 2019 previo al “día del orgullo LGBTTTIQ” en la Ciudad de México, el día en el que se supone “la comunidad” se reune a celebrar el orgullo de ser diferentes, de estar y abrirse camino a contracorriente. “Lamentablemente no creo que haya una comunidad. La misma palabra me molesta porque muchas veces he sido discriminada por gente que se supone pertenece a ella. Yo y todas las trans. Siempre te pagan menos cuando tocas, te excluyen de las listas de DJs a seguir (o de lo que sea que te dediques), te discriminan en los lugares… es difícil.”

Blusa: GUCCI.

Comenzamos la sesión fotográfica y Havi me platica sobre su infancia y adolescencia en Guadalajara y Tepic. Sobre cómo se hartó de una sociedad con una doble moral tan marcada, sobre su gusto por la música bailable (los inicios de lo que después el mundo entero conocería como perreo) y el cómo no podía asistir a los lugares donde sonaba por el miedo a ser violentada por sus compañeros de clase y se quedaba con las ganas de disfrutar por el simple hecho de ser ella. “Regresé a la Ciudad de México y comencé a estudiar arte en La Esmeralda (una de las escuelas más prestigiosas de arte en México) pero también comencé mi transición y entonces comenzó la violencia económica. Mi familia dejó de darme dinero y de apoyarme y de un día para otro me vi orillada a hacer de todo, incluso trabajo sexual. Lo digo abiertamente porque lamentablemente es a lo que la misma sociedad orilla a la enorme mayoría de personas trans a nivel mundial. La verdad es que fue algo muy difícil, no me gustaba porque aunque respeto enormemente el trabajo sexual y me preocupa la vulnerabilidad y la ilegalidad que conlleva, es muy difícil estar dentro de ese ambiente con tanta violencia y tan poca seguridad. Afortunadamente pude salir. Yo ya sabía mezclar música y sabía producir. Mi transición se dio en medio de fiestas de perreo que de pronto se convirtieron en fiestas a las que todo mundo quería ir en la Ciudad de México. Conocí a gente como Rosa Pistola, La Bruja Prieta y muchos otros. Puedo decir que le debo mi transición exitosa a esas fiestas, a las personas que me mostraron otro estilo de vida, al perreo porque me di cuenta cómo ese género (que ahora está muy de moda en el mundo pero durante mucho tiempo fue discriminado) es emancipador en muchos sentidos. Así empecé y todo lo demás se fue dando.”

Pienso en las diferentes ocasiones que Havi, al igual que muchas personas trans han sido violentadas por el sólo hecho de ser. Cómo ha sido discriminada por la misma comunidad que se supone debería apoyarla por vivir en condiciones similares de discriminación por mucho que la publicidad y la sociedad políticamente correcta nos trate de convencer de lo contrario. Me gusta la idea de saber que a pesar de todo Havi ha triunfado y ha conseguido aparecer en las páginas de revistas (además de Vogue, ha aparecido en i-D internacional y en muchas otras revistas nacionales) en las que mucha gente no concebiría aun verla presente. “Durante mi estancia en Guadalajara viví también mucho racismo, me corrían de casas, me agredían en la escuela y entonces yo intentaba blanquearme como muchos mexicanos lo hacen a pesar de ser mayoría en su propio país. Me da gusto haber reaccionado y haber salido de todo eso. Hoy en día estoy orgullosa de ser lo que soy y como soy. Me reencontré con mis raíces afromexicanas (por parte de mi papá aunque nunca le ha gustado aceptarlo” y vivo de lo que me gusta hacer, creo que es algo muy difícil para cualquier persona trans.”

Total look: GUCCI.

Terminamos la sesión fotográfica y continuamos platicando sobre su reciente paso por Sudamérica y Centroamérica a donde fue de gira por Colombia, Ecuador, El Salvador y Guatemala. “Me encantó la experiencia. Quiero seguir explorando Sudamérica porque es con lo que me siento más identificada. Hay toda una subcultura increíble en toda Latinoamérica y fue satisfactorio llegar allá por mi música.” ¿Cree que siendo una persona trans que pudo dedicarse a la música, al modelaje y al arte tiene alguna responsabilidad con ayudar a visibilizar a toda una comunidad de personas no binarias que son discriminadas de la mayoría de los espacios por su identidad sexual? “Sí, creo que si tuve la fortuna de dedicarme a lo que me gusta hacer y vivir de ello y ser reconocida por ello, siento una responsabilidad, incluso una presión por ayudar a todas aquellas que son putas por necesidad, porque la sociedad las orilla de la manera más violenta hasta ahí. Cuando estaba en Colombia conviví mucho gracias a La putivuelta con muchas trabajadoras sexuales trans. Fue muy divertido y enriquecedor, pero lo que más orgullo me dio fue el comentario de una de ellas: al verme poner música frente a una audiencia diversa en un lugar lleno de gente la chica le comentó a una amiga en común: ‘ Me sorprende ver cómo la Havi lleva la putería en la sangre pero la saca de otra forma que no es lo que hacemos todas nosotras. No hubiera creído que era posible hacer lo que ella hace, me pone a pensar mucho.” Me movió mucho saber que por lo menos en una chica sembré la idea de que es posible dedicarse a algo más que el trabajo sexual o cualquiera otra de las pocas cosas que la sociedad les deja a las mujeres trans. Que es posible ser creativa y canalizar toda esa ira y energía puta en algo productivo, creativo. Lamentablemente en toda mi gira por Latinoamérica sólo en Quito encontré otra DJ trans (DJ Joya), espero que eso cambie y me gustaría saber que yo ayudé a que eso y todo lo demás que está mal dentro y fuera de la comunidad LGBTTTIQ pueda cambiar en algún momento.”

Me despido de ella con un único pensamiento en la cabeza: todo eso que quiere, por más difícil que parezca, lo conseguirá.

Pantalones: GUCCI.

Foto y dirección de arte: SERGIO OROSPE.

Video: DONOVAN QUIROZ.

Peinado: MARIANA PALACIOS.

Texto: SERGIO OROSPE

Comments

comments

More from Sergio Orospe

BREAKFAST ROMA

Hay pocos placeres igual de disfrutables que comenzar el día con deliciosa...
Read More